ActualidadRegión

Las ironías del Chapuy VII «El Grito de Baches»

Por Damian Sarro

Esta mañana, viajando por Bachelandia (Ruta Prov. 90, la famosa Chapuy), me saludó muy amablemente mi amigo. ¿Quién? Y el benemérito Bache hijo, y nos pusimos a charlar.
Me contó que todavía sigue triste por el entierro que hice con el Coco de su papá. Por ello, él creció con todas sus fuerzas en la mano que va de Villa Constitución a Sgto. Cabral, a la altura del gasoducto.
-Nosotros somos como los «precios cuidados», parece que no estamos pero donde menos lo pensás, aparecemos de golpe -me dijo Bache.
-Ah, entonces ustedes serían como los «baches cuidados», ¿no? -le contesté.
-Claro, porque creo que los políticos nos cuidan; estamos, resucitados, nos reproducimos y nadie hace nada, ja ja ja ja ja -exclamó con sarcasmo, y tenía razón.
-Ah, te burlás de nosotros que transitamos diariamente por el Chapuy, sos igual a tu padre, al cual enterré y encima creo que nuevamente está reflotando, la …ta que lo parió – le contesté muy indignado.
Así que ahí nomás fui a comprar piedras y arena y lo sepulté como pude con ayuda del Coco.
Impresionante los gritos que daba a los cuatro vientos; «volveremos, volveremos… volveremos otra vez, volveremos, volveremos, en el km. cincuenta y tres…» así cantaba y gritaba mientras lo íbamos tapando.
Por ello quedó el Espacio Conmemorativo «Grito de Baches».

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *