NoticiasSalud

Se desploma el sistema de testeo en Reino Unido: ¿peligra la atención médica?

Con un notado colapso en la capacidad de pruebas para diagnosticar el Covid-19, los cuidadanos y médicos tomaron como medida preventiva el confinamiento de forma unilateral.

A principios de mayo cuando la pandemia se consolidaba a nivel global, el primer ministro británico Boris Johnson prometió la creación de un sistema de test mundialmente novedoso que permitiría examinar y rastrear a aquellas personas que sean convalecientes de Coronavirus.

Hoy la situación es totalmente contraria producto de un colapso de solicitudes para acceder a una prueba y esto atenta directamente a la atención sanitaria del país. Es que miles de personas y sobre todo el personal de la salud, tomaron la decisión de autoaislarse porque presentan síntomas compatibles al Covid-19.

Como respuesta, el ministerio de Salud anunció que la capacidad de diagnósticos de Reino Unido era la más alta que jamás había existido, pero que había una «demanda significativa» de personas que no tenían síntomas. En consiguiente, el sistema de pruebas se vio sobrecargado por un alto requerimiento de personas asintomáticas que también piden su diagnóstico.

La falta de capacidad que tienen los laboratorios se puede relacionar con el regreso de las escuelas y el control en las residencias de ancianos. A diario Inglaterra trasciende más de 200.000 testeos y en efecto, las diez zonas del país más afectadas no disponen de exámenes.

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *