Noticias

La Sociedad Argentina de Mastología acreditó al Servicio del Cemafe

El servicio provincial fue certificado formalmente por cinco años. Se trata del primero, en el ámbito público, del interior del país

El Servicio de Mastología del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe (Cemafe), dependiente del Ministerio de Salud provincial, fue acreditado formalmente por la Sociedad Argentina de Mastología (SAMA) por un lapso de cinco años, a partir de agosto de 2019.

La carta, firmada por las autoridades de la SAMA, “deja constancia de que el Cemafe ha sido acreditado como Unidad de Mastología con validez por cinco años a partir de la fecha”, con dirección de la unidad a cargo del Dr. Rodolfo Schiaffino y el subdirector Dr. Sebastián Bernardi.

Desde el Ministerio de Salud destacaron que “es el resultado del trabajo comprometido de muchos años de un gran equipo interdisciplinario que considera el acceso a la salud, en este caso a la promoción, prevención y tratamiento oportuno y eficiente de las patologías mamaria, como un derecho que debe garantizar el Estado”.

La coordinadora de Epidemiología e Información para la Gestión de la Agencia de Control de Cáncer de la provincia, Silvina Correa, detalló que “las unidades funcionales son organizaciones dentro de un centro asistencial donde los distintos subespecialistas abocados al diagnóstico y tratamiento de la patología mamaria se unen en forma transversal para coordinar y optimizar los procedimientos”.

La Unidad Funcional de Mama (UFM) inició como un dispositivo centralizado de lectura de mamografías en el 2015 con dos mamógrafos. Hoy la conforman 14 mamógrafos en todo el centro norte de la provincia, distribuidos en nueve departamentos, garantizando equidad, acceso y gratuidad a las mamografías y a un informe de calidad. Actualmente, la UFM informa aproximadamente 12.000 mamografías anuales.

Las ventajas y logros generales de la atención de la patología mamaria estructurada desde la Unidad Funcional de Mama:

  • Optimización de los recursos, como producto de la coordinación interdisciplinaria
  • Conformación de un espacio de formación, ya que rotan los residentes de los hospitales Iturraspe y Cullen de la residencia de Tocoginecología
  • Incremento en el número de personas atendidas, como consecuencia del reconocimiento de la población y de la visibilidad que la UFM adquirió
  • Ventajas para los profesionales: mayor integración entre especialistas, con ateneos y discusión de ampliación de los conocimientos específicos
  • Incremento en la calidad de la atención, al ser abordados los pacientes por un centro especializado y multidisciplinario
  • Sensación de unidad, con mejor contención
  • Resultados de estudios más rápidos, al estar en contacto los distintos especialistas
  • Menos probabilidad de tratamientos incorrectos o complicaciones

FUENTE: «www.santafe.gov.ar»

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *