Noticias

Clubes de barrio unidos contra la ola de frío

La Red de Clubes Rosario en trabajo mancomunado con la Municipalidad de Rosario, abrió las puertas de sus instituciones a las personas en situación de calle. Con la centralización en Nueva Aurora, los concurrentes disfrutaron de colchones, comida y una ducha caliente. Hablamos con Jeremías Salvo, presidente de la entidad

Ante una ola de frío, la Red de Clubes de Rosario tomó la iniciativa de abrir 14  de sus instituciones para albergar a quienes están en situación de calle. Junto a la coordinación y logística de la Municipalidad, las personas vulnerables por las bajas temperaturas accedieron a colchones, platos de comida y una ducha caliente. «Vemos muchas familias y adultos mayores caminando a la noche pero algunos o quieren asistir a los refugios o centros. El club Nueva Aurora cedió el espacio central y desde las demás instituciones lanzamos una  campaña para la colecta de frazadas y abrigos», destacó el presidente Jeremías Salvo.

Sumándose al ímpetu de cooperar, el Club Deportivo y Amistad del barrio Las Flores -a través de mamás y papás- organizó una colecta de donaciones y repartió en inmediaciones de la Terminal de Ómnibus y Plaza Sarmiento, platos de arroz amarillo. La incongruencia es que los mismos entes que se ven menoscabados por los tarifazos y la inflación, sean quienes terminan asistiendo a aquellos que menos posibilidades tienen.

«Los clubes y organizaciones civiles fueron fundadas en post del beneficio de las personas. No podemos entender a una institución donde las personas tengan que estar a su servicio. Reclamamos las tarifas porque necesitamos que los clubes sigan abiertos, presentan servicios a sus socios y continúen vivos los espacios», expuso el dirigente de la Red.

Las entidades solidarias sirven y colaboran para la construcción colectiva que trasforman la realidad de los niños y familias que viven en barrios desprotegidos. En este sentido, vale mencionar que el Gobierno Provincial acompaña con un subsidio por 50% de luz y agua para alivianar el alto costo de las facturas pero el gas se convierte en imparable por su notorio aumento. Los clubes con pileta climatizada han recibido facturas de hasta 150 mil pesos, lo que implica que deban aumentar la cuota societaria y esto repercuta negativamente, dado que los concurrentes comienzan a priorizar otras actividades. «Hay un modelo de país neoliberal que atenta contra las colecciones negativas y quienes menos tienen, no es casualidad», concluyó Salvo.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *