COMO EVITAR QUE LAS VACACIONES SEAN MOTIVO DE TENSIÓN CON PADRES SEPARADOS

Planificar el momento de descanso con los niños tras una separación resulta para muchos un desafío. Se trata de un acontecimiento nuevo y es importante para todos los miembros de la familia transitar esta época de la mejor manera e invita a pensar la nueva realidad como una oportunidad de construir algo distinto. Es fundamental en este momento también, tener en cuenta que es lo que desean los hijos. 

Por Carolina Coroso (Mat. 4928) 

Al producirse la situación de desvinculación de una pareja con hijos, los padres suelen sentir angustia y tristeza, en algunos casos predominando un estado de rabia, revancha y desilusión porque se desarmo una especie de proyecto socialmente valorado, que era la familia tipo. 

Al momento de planificar las vacaciones, es relevante tener en cuenta los siguientes aspectos: 

- Es importante tener de entrada definido el tiempo o periodo que el niño pasara con cada progenitor. 

- Las vacaciones son un tiempo en el cual algo de lo habitual se interrumpe y puede o no darse una experiencia diferente. Un tiempo con distintos modos de convivir, otros ritmos, otras cotidianeidades. A veces los padres separados -o a veces los hijos- están más concentrados en la nostalgia de lo que ya no es. Y así la experiencia actual, con todo lo que puede construirse, queda supeditada a esa otra vivencia del pasado, que ensombrece lo que podría estar viviéndose.  

-Además, hay que tener presente que en este tiempo compartido no es cuestión de compensar los tiempos que familiarmente no se dan en las épocas de escolaridad y trabajo.  

-Como las vacaciones son una experiencia diferente a la cotidianeidad, es importante dejar cierto lugar para que surjan aconteceres espontáneos, y que no todo este planificado. 

-En ese periodo tampoco se trata de pasar el tiempo educando, normativizando, lo que queda más a la vista de la vida familiar usual. A veces, cada padre o madre que está en las vacaciones con sus hijos cree que tiene que corregir lo que el otro padre o madre transmitió y con lo que no acuerda. Esta situación entorpece la posibilidad de crear modos de hacer y estar con los hijos, de jugar la nueva situación que se está viviendo. 

Es común o puede suceder que las primeras vacaciones tras una separación sean las más difíciles de transitar para todos los involucrados, ya que se está ante una situación de cambio, con la respectiva adaptación. Si la ruptura es muy reciente, al desequilibrio personal se añade el tener que responder a todas las necesidades de los niños, sumadas a sus inestabilidades e inseguridades derivadas de la separación. Es importante el tratar de asumir y mimetizarse con la nueva realidad y no tratar de combatir de golpe la sensación de desamparo.  Sí es conveniente encontrar los apoyos suficientes en amigos y familiares. 

Aunque haya momentos duros, es importante tratar de disfrutar lo máximo posible de las vacaciones con nuestros hijos. Para los niños puede ser un periodo muy gratificante gracias a las diferentes actividades que le ofrece cada progenitor y, sobre todo, una oportunidad para todos de compartir tiempo de calidad juntos.  

Seguramente las vacaciones no sean solo disfrute, también hay que normalizar conflictos, desencuentros y esto no es excluyente de que sea una experiencia positiva. 

 



+29
°
C
H: +30°
L: +19°
Rosario
Martes, 06 Abril
Previsión para 7 días
Mié Juv Vie Sáb Dom Lun
+30° +31° +23° +20° +21° +23°
+19° +22° +20° +15° +11° +12°