¿LA SÁBANA CORTA O EL ABRIGO EQUIVOCADO?

EDITORIAL DE CARLOS BAVA

El tema seguridad es el que desvela, el que preocupa y hace años no se le encuentra la vuelta con el agravante de la escalada de violencia constante que pone a la provincia en el lugar más caliente del país. Y no es solo Rosario, la región y los departamentos vecinos también están sufriendo el delito en sus diferentes modalidades.   

Desde la política no aparecen medidas eficaces y están los que pretenden multiplicar los patrullajes con los mismos recursos o militarizar las ciudades con las fuerzas armadas. Cierto es que no se puede naturalizar la instalación de las balaceras y la figura de los sicarios que andan con vía libre ultimando víctimas por plata o amedrentando a la ciudadanía en las calles y comercios.  

Atrás y fuera de diálogo quedaron las propuestas para recuperar los barrios con intervenciones sociales, culturales, deportivas, sanitarias, religiosas, económicas, laborales y educativas en coordinación con las comunidades. La primera derrota es la pérdida del territorio y la necesidad de combatir a la violencia con más violencia ante un enemigo con mucho poder de fuego. 

Hoy Santa Fe tiene unos 3,4 millones de habitantes, de los cuales unos 2 millones están en Rosario y el área metropolitana que contempla el departamento homónimo más San Lorenzo, Constitución y Caseros entre los más cercanos.  Para la Organización de las Naciones Unidades (ONU) el equilibrio correcto entre cantidad de agentes y habitantes es de 300 policías cada 100 mil habitantes.  

En EEUU la relación es 278 y en la Unión Europea 250 cada 100.000 vecinos. En Argentina la media duplica lo recomendado por la ONU, y en Santa Fe hay unos 21.400 agentes y desde APROPOL están solicitando que la cifra se lleve a 35000 policías para garantizar la seguridad que hace años está en el ojo de la tormenta y el reclamo diario del pueblo.  

Con 35000 agentes de la fuerza provincial la ecuación daría más de 1000 policías cada 100 mil habitantes. Hoy la Ciudad Autónoma de Buenos Aires está cerca de ese número y la provincia de Jujuy tiene más de 1100 efectivos, 1 policía cada 90 habitantes.  

En Santa Fe, una encuesta reciente marcó que el 40% dice no contar con chalecos antibala, arma o municiones, y más de la mitad considera que el de policía es un empleo mal remunerado, 8 cada 10 policías no usaron el arma reglamentaria el último año y el 50% cree que el narcotráfico y la venta ilegal de armas está muy extendida internamente.  

Varias preguntas: ¿Falta inversión? ¿Falta capacitación? ¿Falta contención? ¿Falta atención y consideración humana para con los uniformados? ¿Hay voluntad concreta de hacerle frente a las bandas y los delincuentes? ¿Las medidas son pura demagogia disfrazada de acción o buenas intenciones que no dan resultado?  

¿Hay una sábana corta o estamos usando el abrigo equivocado? Hay diagnóstico y un escenario complejo, en el camino la clase política mira al pasado para cargar culpas y así se va el tiempo y crecen las víctimas a la par del número de delincuentes y asesinos por encargo que se hicieron dueños de una ciudad.   



+29
°
C
H: +30°
L: +19°
Rosario
Martes, 06 Abril
Previsión para 7 días
Mié Juv Vie Sáb Dom Lun
+30° +31° +23° +20° +21° +23°
+19° +22° +20° +15° +11° +12°