¿LA CONVIVENCIA MATA EL AMOR EN LA PAREJA?

La fórmula «Living apart together» (LAT) es un fenómeno creciente en las parejas de segunda, tercera o cuarta «vuelta» 

POR CAROLINA COROSO 

Si hay algo que se viene dando diariamente, son consultas en donde se plantean conflictos en la pareja relacionados a la convivencia, y los desacuerdos en la forma de compartir la vida bajo un mismo techo. 

Vivir separados pero juntos en sintonía sentimental, parece ser una tendencia creciente en el ámbito de las relaciones de pareja. Es lo que se conoce como parejas LAT (acrónimo de «Living apart together», que significa precisamente eso, viviendo separados pero juntos). 

Esta opción de pareja LAT («Living Apart Together»), que es una alternativa a la convivencia, convence a los que quieren conservar algunas características de la pareja  y evitar el desgaste. 

Es una opción factible, pero no para todo el mundo. Algunas personas prefieren seguir una línea estándar de pareja, que es algo mas aceptado socialmente. Otras, sin embargo, se sienten mejor desviándose de esa línea y de esa presión social. 

Aunque puede plantearse a cualquier edad, es probable que esta forma de pensar la relación, no surja o no sea frecuente si la pareja desea tener hijos en común o si quiere probar la convivencia porque aún no ha vivido esa experiencia. 

La formula LAT es una manera de vivir la vida en pareja de otra manera, que no tiene que pasar necesariamente ni por la convivencia, ni por compartir gastos. Las personas que acceden a ella, desean conservar su economía, sus cosas, su patrimonio, pero también quieren compartir momentos y experiencias con su pareja (viajar juntos, disfrutar del ocio, hablar, amarse).

Consideran al otro/otra su compañero de vida, pero prefieren no vivir en la misma casa en el día a día. La clave del éxito para este tipo de parejas es que ambos tengan claro que no quieren convivir juntos. 

¿Qué requisitos deben cumplirse para que una pareja LAT funcione? Tener la misma mentalidad puede facilitar las cosas, pero también la seguridad y la confianza en uno mismo y en el otro. También puede ayudar a que funcione el hecho de que cada uno de ellos tenga un espacio profesional en el que se muevan bien, les guste y les permita sentirse realizados. También puede influir el hecho de tener un círculo social de amistades y familia que respeten esa forma de vivir en pareja y que no la censuren ni la cuestionen. 

En definitiva, ser una pareja LAT es algo que tiene que conectar con la persona y con su momento vital, pues no tiene por qué ser algo inamovible y definitivo. Con una persona se puede funcionar bien como pareja LAT y luego perfectamente se puede enamorar de otra con la que le apetezca convivir. 

¿Qué es lo mejor de ser una pareja LAT? Se ahorran el desgaste de la convivencia. Aunque hay personas pueden ser totalmente compatibles a nivel de pareja, después se puede complicar la puesta en escena dentro del domicilio. Se pueden querer mucho y no ser capaces de convivir juntos, pues no coinciden en conceptos como el orden, las dinámicas de convivencia, las tareas, las costumbres, los horarios. 

Otras ventajas que refieren los que lo han probado es que conservan su privacidad, su forma de llevar la casa y su economía. Y esto último es importante pues en muchas ocasiones el hecho de vivir de forma separada implica tener economías completamente separadas. Eso hace que dividan gastos cuando van de viaje, cuando salen a cenar o cuando van al cine. Cada uno se paga lo suyo y se tiene la conciencia muy clara de lo que es de uno y de lo que es del otro. 

Hay personas que por sus características personales y su forma de ser en pareja no se adaptarían a esta fórmula LAT, son las que necesitan mucho el contacto físico, el afecto, la presencia. Echan de menos ese cariño inmediato, esa presencia natural, espontánea e inmediata que implica la convivencia porque con esta fórmula «a distancia» la inmediatez en el contacto es algo que se pierde, con todas las consecuencias.

La convivencia tiene partes muy complejas, pero si la pareja es compatible y se regulan esos pequeños desencuentros o desencajes que son consustanciales a la vida en común, la convivencia puede crear conexión, y de la buena. 

Hoy en día, como es una nueva forma de vincularse, que se está instalando cada vez más, las personas tienen ciertos reparos al momento de contarlo o hacerlo público, ya que es algo que se sale de los estereotipos y estándares de vida “aceptados” históricamente. Cuando se pase un poco ese estigma o esa presión social, habrá más gente que apueste por esta fórmula 

También es cierto que para tener este tipo de relación LAT hay que disponer de distintos lugares donde vivir, y eso hoy en día es algo que no es sencillo, pero no considero prudente la decisión de convivir para compartir gastos solamente o como principal motivo de tal decisión, porque puede llevar a un desgaste más inmediato y hasta la ruptura de la relación, que de la otra forma (viviendo separados) venía bien.  

Todo vale siempre que haya amor, respeto, sinceridad, y consenso de parte de los integrantes de la pareja. 

 



+29
°
C
H: +30°
L: +19°
Rosario
Martes, 06 Abril
Previsión para 7 días
Mié Juv Vie Sáb Dom Lun
+30° +31° +23° +20° +21° +23°
+19° +22° +20° +15° +11° +12°