Región

La Iglesia Evangélica avanza y congrega cada vez más fieles

En la última década, gran parte de la población argentina se ha volcado a la práctica del evangelio. El Consejo de Pastores de Rosario es una organización que reúne pastores de diversas iglesias e invita a los fieles a participar de los encuentros brindándoles ayuda. Marcos Filleaudeau es profeta evangélico y visitó los estudios de LT3 para dialogar con Carlos Bava -en Región 680- sobre este boom que crece con amplitud.

“La Iglesia Evangélica ha tenido un crecimiento sostenido en las últimas dos décadas y según estadísticas el 20% de los argentinos practican el evangelio. Dentro de la rama evangélica hay muchas denominaciones y grupos, pero ese porcentaje englobla ese número del que hablamos”, explicó.

Durante muchos años la Iglesia que profesa el evangelio fue apática a la política y el estado, ya que se centró en lo espiritual. En la actualidad, tomaron conciencia de que tienen que tener un rol más protagónico en la política que se ejerce desde el gobierno. A través de sus distintas organizaciones, buscan ayudar, contribuir y sumar para que Argentina pueda tener un verdadero cambio. “Siempre hubo separación entre Iglesia y Estado pero hoy nos damos cuenta la necesidad que tiene nación para que juntos podamos aportar y sumar”, añadió.

“En los últimos cinco años tuvimos personas que han trabajado en política, tratando de establecer lo que llevamos como bandera en los distintos ámbitos del poder político. Estamos con el deseo de poder colaborar pero no sabemos si una persona vinculada a nuestra iglesia llegue a ocupar un cargo en la política. Tenemos que pensar muy bien a quien le damos nuestro voto y la autoridad de que nos gobierne”, manifestó el pastor.

La discriminación se hace presente en diferentes ámbitos y los evangelistas sienten que existen algunas diferencias en ciertos puntos fundamentales. Uno de los ejemplos es la declaración de Santa Fe como la única provincia católica que figura en la constitución por lo que desean que sea removido ya que se consideran excluidos. En algunos aspectos ha cambiado mucho debido al gran crecimiento del pueblo evangélico, entonces la discriminación está menguando.

“La captación de fieles la vemos en las concurrencias a nuestro culto y el crecimiento explosivo. Nosotros practicamos un evangelio que vivimos, compartimos, profesamos y establecemos, lo que ha llevado a que la gente se vuelque a nuestras reuniones”, declaró Marcos Filleaudeau. El Consejo de Pastores es un ámbito donde se reúnen gracias al vínculo de amistad y unidad que les permitió hacer cosas importantes. Cada pastor tiene su organización que es autónoma pero la fe en Jesús les concede la posibilidad de estar juntos y planificar para la ciudad.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *