DESDE EL VAR

LAS APUESTAS: Por Santiago Izaguirre

Para los oficinistas que están por jugar el prode de la empresa, para el fanático avezado que se sabe el once titular de Islandia y para quienes se subirán al tren mundialista con tal de no quedar fuera de la conversa, va esta columna…

Este humilde servidor, que les recomendó no mirar el Mundial, sitúa a Alemania, España y Brasil en un primer escalón entre los que pujarán por llevarse la Copa del Mundo a su casa.

Si tuviera que jugarme una moneda, a todo o nada, hoy lo haría por Alemania. No sólo por la famosa frase de Gary Lineker (“El fútbol es un juego simple: 22 hombres corren detrás de un balón durante 90 minutos y al final los alemanes siempre ganan”), sino por su estirpe, su asentado juego y un plantel de lujo que combina jugadores top con un recambio generacional que promete suplir con creces a quienes colgaron los botines. Neuer es, por escándalo, el mejor arquero del mundo. Reflejos, concentración y una capacidad de oficiar de líbero lo hacen único al 1 del Bayern Munich. Si no llega, Ter Stegen será su reemplazo.  La dupla central, la del Bayern, es sólo superada por la pareja española. Cuando Kroos, apoyado por Ozil o Gundogan, agarra la batuta del partido, este se vuelve sádico. Y arriba Thomas Muller, el torpe más hábil del mundo, siempre esta listo para la faena…

España debe tener, libra por libra, el mejor once titular del Mundial. De Gea en un nivel descomunal, la mejor defensa del mundo (Carvajal, Ramos, Piqué, Alba). Un abanico de mediocampistas tan talentoso como extenso (Busquets, Isco, Thiago, Asensio e Iniesta) que ninguna otra selección puede ostentar y Morata y Costa arriba como opciones goleadoras. La sintonía de un equipo dinámico y aceitado quedó demostrada en la paliza que le propinó a la selección de Sampaoli.

El arrollador presente de Brasil me obliga a ponerlo en el podio de favoritos a levantar la Copa del Mundo. Tras un recambio importante de jugadores, el que nuestra selección no hizo salvo escasos nombres, la verdeamarela ganó las Eliminatorias por afano y viene de vencer a la mismísima Alemania en un amistoso. La figura estelar de Neymar encontrará en Rusia 2018, nuevos socios más predispuestos para acompañarlo que en la aventura solitaria que encabezó el jugador del PSG en Brasil 2014. Una defensa de renombre (aunque sin garantía de confianza) y un mediocampo deluxe (Casemiro, Paulinho, Coutinho en partidos donde impondrá condiciones, con la posibilidad de poner a Fernandinho por Coutinho en partidos más ásperos), serán los respaldos que tendrá Neymar para, junto a Gabriel Jesús, Douglas Costa o Willian, desplegar un feroz ataque que fue insoportable para los rivales sudamericanos en el camino al Mundial.
.
En un segundo escalón, por prepotencia de nombres más que por juego o actualidad, aparecen Francia y Argentina.
.
Los galos se mostraron muy competitivos en la Eurocopa 2016 cuando cayeron, contra todos los pronósticos, en la final frente a Portugal. Ahora,  Rusia 2018, la nueva generación francesa, excepcional por cierto, dará su primera función conjunta: Varane, Umtiti, Rabiot, Pogba, Mbappé, Dembele y Griezmann. Una fase de grupos que no debe suponer grandes problemas, podría darle un pasaje para unos octavos contra el segundo del grupo argentino. Allí, en cuartos de final podría ser una gran prueba para ver para que está la selección francesa.
.
Tener al mejor jugador del mundo es suficiente motivo para ser incluida en esta lista. Si bien es cierto que la selección Argentina cuando le ha tocado guantear con los rivales anteriormente mencionados en esta nota ha flaqueado; contra otros rivales de menor talla habitualmente se ha impuesto. En una situación similar a Francia en cuanto al cuadro que le tocó; la selección nacional se aferra a la esperanza de ir haciendo camino al andar. Sin garantías, poder llevar adelante la fase de grupos ganando en confianza y juego, podría ser un buen impulso para afrontar los mano a mano. Sin embargo, la falta de previsibilidad (no se sabe a ciencia cierta quienes ocuparán alrededor de 5 puestos en el equipo titular), la Messidependencia y otros yerros atentan contra las chances de ganar el Mundial.
.
Pero las apuestas no sólo se reducen al campeón: quien será la revelación, cuál será la decepción o el goleador del mundial también resultan categorías atractivas para aventurarse en las predicciones.
.
La presencia de Colombia, Uruguay y Bélgica en cuartos de final no debería sorprender a nadie. Pero si logran desembarcar en las semifinales sin dudas que serían las grandes sorpresas del mundial. Ahí pongo mis fichas en este rubro.
.
La decepción de la cita mundialista, algo difícil de aventurar porque significa deducir cuál de las selecciones con argumentos podría olvidárselos de forma temprana, podría estar entre Portugal e Inglaterra. Los lusos, con el fenómenal CR7, no deberían tener problemas de llegar a octavos pero de ser derrotados por Uruguay o los anfitriones, sería una inesperada caída de los campeones europeos. Inglaterra teme repetir el fiasco que protagonizó en Brasil 2014, pero lo cierto es que no ha renovado credenciales salvo apariciones de excelsos futbolistas como Kane, del cual hablaremos a continuación.
.
La Bota de Oro, que suele tener un ganador sorpresivo (recordar a James Rodríguez, Davor Suker o Toto Schillaci), me la puedo imaginar en manos de Harry Kane cosechando varios goles en fase de grupos o en la vitrina personal de Edinson Cavani. También podría ser alzado por algún volante español como Isco o el dulce momento de Salah.
.
La timba está en el aire. Hagan sus apuestas. Mi recomendación, mi última recomendación, es que no hagan caso a nada de lo que escribí acá arriba. Ustedes sabrán decidir mejor, se los aseguro.

Related Posts

About The Author

Agregar un comentario